El arcoíris es aquel espectáculo que la mayoría no quiere perderse, pues es la manifestación de lo perfecto. Es un fenómeno natural y meteorológico que brinda a sus espectadores más maravillados una escena fascinante. Formado por la descomposición de la luz y el espectro del cielo, hace que se produzca una refracción. Por medio de los rayos del sol y las gotas de agua contenidas en la atmosfera, es como esta belleza natural es formada. El arcoíris posee varios colores que al denotarlos con cuidado, se notará el efecto de un degradado.

Detrás de cada exposición impactante, siempre habrá una historia que resultará de interés, y el arcoíris no es la excepción. La manera en cómo ha sido vista, dio paso a la creación de leyendas transmitidas de persona a persona. Cada quien tiene su teoría acerca de cómo fue el comienzo de su aparición, lo cual indica que pueden ser varias las leyendas. Echa un vistazo a esta leyenda basada en la creatividad, donde la intriga producida es enfocada en la imaginación.

La más destacable por ser enfocada en los jóvenes niños, se basa en los 7 colores y su manera de cómo verse a sí mismos. Esta relata una pelea que tuvieron los colores por proclamar su importancia en la vida en el planeta. Ejemplo, el verde decía ser signo de esperanza; el azul, fuente de vida a través del agua; el amarillo, la alegría al mundo; el naranja, por proporcionar la fuerza; el rojo por ser pasional, otorgando amor entre los humanos; el púrpura expresaba ser digno de la realeza, mientras que el añil representaba el efecto reflexivo.

Su discusión era tanto que solo cesó por el relámpago y la bulliciosa lluvia que los hizo agruparse por el miedo. La lluvia tomó la palabra para expresarles que cada uno de ellos era importante. Por individual eran valiosos pero al estar juntos su fuerza se intensificaba haciéndolos únicos, por lo que discutir no tenía sentido. La belleza de la naturaleza se basa en todos los componentes, dándoles objetivos especiales y significativos. La misma se encarga de provocar la lluvia para limpiar lo negativo en el mundo, formándose el arcoíris. Este teniendo como finalidad juntar a las gentes, recordándoles el valor de contar unos con otros.

Muchas personas creen que al final de este espectacula visual de la naturaleza se encuentra el duende del arcoíris. Por ser entes pequeños y escurridizos, se requerirá de suerte para verlo y que otorgue su olla llena de oro.

Otros creen en que es la Iasá quien da el origen del arcoíris, apoyada en la leyenda de una hermosa mujer y dos seres quienes la querían. Uno sí enamorado de ella proveniente del cielo y el otro un demonio que vivía en el infierno. La formación del arcoíris fue hecho por el rojo de su sangre al crear un camino y los otros elementos de la naturaleza. El objetivo de ella era alcanzar a su amado en el cielo, pero no pudo llegar.