Un animal mitológico que dejó una huella en la impactante historia de años medievales. Considerado como un ser maravilloso con una fuerza capaz de derrotar animales más fuertes que él. Sin embargo, además de poseer un físico impactante y la belleza de su anatomía, era arisco y agresivo.

Manteniéndose al margen de los humanos, esta especie se protegía de los constantes ataques de las gentes. A causa de su cuerno tan llamativo capaz de curar enfermedades hasta de categoría peligrosas y mortales. Sirviendo como protección de venenos e incluso alcanzar la eterna juventud, según muchos relatos habían demostrado lo que su cuerno otorgaba. Los hombres denotando el beneficio de su caza y los reyes queriendo prevenir posibles traiciones, emprendieron la cacería.

Eran capaces de incluso pagar infinidades cifras con tal de obtener el cuerno de aquel poderoso animal. Pensando que al conseguirlo sería transformado en polvo especial para ser echado en las comidas y bebidas.
Al principio aquel plan parecía acertado, hasta que denotaron un obstáculo que les resultaría complicado de sobrepasar. Los unicornios eran difíciles de cazar, acto casi imposible, gozaban del don de que no los podía ver cualquier persona.

Estos animales poseían dentro de sí cualidades guiadas a la nobleza y esencia más pura, pocos lograban observarlos. Aquellas personas que tuviesen un corazón puro y bueno tendrían la dicha de mirarlos.

Estos animales al contar con estos poderes gracias a su cuerno mágico, hacían que dependieran de él. Los hombres cazadores en la búsqueda de la mala fortuna, enfocados en acabar con la vida de los unicornios para su propio beneficio.

Entre muchos de los planes que seguramente habían formulado, tuvieron una idea que les aseguraría la riqueza humana. Precisamente se trató de utilizar aquellas personas con aspectos positivos, de corazones buenos y humildes. Aprovechándose de que solo dejaban verse por estos individuos puros, los malvados de la época los usaron de “carnada”.

Las nobles criaturas al sentirse seguras ante la pureza del alma de esas personas, se dejaban ver. Acercándose a ellas, los unicornios hacían a un lado la desesperación de permanecer solitarios. Lamentablemente, fueron cazados uno a uno acabando así con la existencia de los mismos.

Al desaparecer se llevaron consigo la magia que habían establecido, pero dejando una huella en la historia. El relato fomenta la imaginación a un alto grado de comprender qué tan importante es la libertad y la bondad.

Respetar aquello a lo que proporciona un poder grato hacía el corazón deben cuidarse. Enseña la importancia que es poseer y desarrollar un corazón lleno de amor y gratitud, son los que tienen un poder inimaginable.